Síguenos en redes sociales

Hola, ¿qué estás buscando?

Mundo

Cartas de Relaciones Exteriores y Cultura no detuvieron venta de piezas prehispánicas en Alemania

Pese a las cartas enviadas por las secretarías de Relaciones Exteriores y Cultura a la compañía alemana Gerhard Hirsch Nachfolger, la casa de subastas consumó la venta de piezas prehispánicas elaboradas en el actual territorio mexicano, así como de Guatemala, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia.

En la subasta salieron a la venta 324 lotes, de los cuales la mayor parte correspondían a piezas originarias de Perú (159), luego le siguieron México con 67, Costa Rica con 34, Colombia con 17, Ecuador y Guatemala con 13 cada uno, Panamá con 7 y Bolivia con 5. También fueron subastados dos lotes de libros y siete lotes con cadenas sin cultura especificada, pero que en sus descripciones se indicó que fueron elaboradas con conchas y piedras y que habían formado parte de colecciones privadas alemanas.

En los 67 lotes atribuidos a México había piezas de las culturas olmecas, mayas, tlatilco, chontal, teotihuacana, azteca y olmeca; así como de zonas del actual territorio de Michoacán, Veracruz, Colima y Jalisco.

La subasta comenzó a las 7 horas tiempo de México, 14 horas tiempo de Múnich, en el sur de Alemania. Los primeros 67 lotes fueron los que contenían piezas elaboradas en el actual territorio nacional; sin embargo, 31 no fueron vendidos, únicamente fueron vendidos 36.

De los 36 lotes vendidos, la pieza que alcanzó mayor valor fue el lote 51, un objeto de culto de 17.8 cm “en forma de hacha con la huella estilizada de un pie derecho”, que habría sido elaborado entre el 1500 y el 600 a. C.

La pieza tuvo un precio de salida de 14 mil euros (alrededor de 330 mil pesos, de acuerdo con el tipo de cambio actual) y fue vendida en 16 mil euros (377 mil 849 pesos), sin impuestos.

La segunda pieza originaria de este país de más alto valor fue el lote 48, una figurilla de la cultura olmeca, con forma humana en posición vertical de 20.2 cm, que porta un taparrabos y un collar, y su “forma sugiere que la figura fue creada por el contacto de los olmecas con la cultura mezcala. Las indicaciones son el tamaño de la cabeza en comparación con el cuerpo y la forma de los ojos”, se lee en la descripción hecha por la casa de subastas.

El lote 48 tuvo un precio de salida de 10 mil euros y fue vendido en 12 mil (283 mil 387 pesos).

De los lotes mexicanos, el tercero de mayor valor fue el 8, una figurilla humana que habría sido elaborada por la cultura mezcala, que ocupó la región del actual estado de Guerrero.

La figurilla catalogada con el lote 8 mide 18.5 cm, especificó Gerhard Hirsch Nachfolger en la descripción, tiene ligeros golpes “en la parte superior de la cabeza y la pierna izquierda” y perteneció a la colección privada alemana O. Schwarzwälder. Tuvo un precio de salida de 4 mil 800 euros y fue vendida en 6 mil (141 mil 693 pesos).

De los 67 lotes, el de mayor valor era el 45, una máscara olmeca que aparentemente, representa el rostro de un dignatario y mide 20.2cm x 17.1cm x 10cm y pesa 1.95 kg. Tuvo un precio de salida de 80 mil euros (un millón 889 mil 248 pesos), pero no fue vendida.

Por esta subasta que fue organizada por Gerhard Hirsch Nachfolger, el pasado 9 de septiembre, el embajador de México en Alemania, Francisco Quiroga, envió una carta a Francisca Barnheim, propietaria de Gerhard Hirsch Nachfolger, en la que lamentó la subasta número 366, pues “con este tipo de acciones de comercialización, el patrimonio histórico y cultural de México es sacado de contexto, anula el valor de la cosmogonía de las civilizaciones que las elaboraron e impide la socialización del conocimiento histórico que ellas aportan”.

En la misiva, detalló que tras un peritaje, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) determinó que el 61% del total del precio de salida al mercado de la subasta “es de piezas de reciente manufactura”.

Mientra tanto, desde México, la Secretaría de Cultura informó en un comunicado que se interpuso la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General de la República (FGR) y que su titular, Alejandra Frausto, envió también una carta a Gerhard Hirsch Nachfolger en la que comunicó que el INAH “realizó un dictamen en materia de arqueología mediante el cual se identificaron 74 piezas arqueológicas en el catálogo de la subasta que son propiedad de la nación mexicana, de conformidad con la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos” y por ello, la venta de esas piezas constituye “un delito”.

La subasta inició a las 7 horas tiempo de México. La venta de los 67 lotes mexicanos se llevó a cabo durante los primeros 60 minutos, aun así, al filo de las 9 horas, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, comenzó el envío de una serie de mensajes en los que se manifestó en contra del patrimonio cultural mexicano.

En el primer mensaje, la funcionaria le dijo a la subastadora alemana y a coleccionistas que “el patrimonio no se vende”. Ese mismo mensaje, lo tradujo al inglés y alemán.

Jesús Ramírez, vocero de Presidencia, se sumó a la protesta y calificó la subasta como una “práctica colonial y criminal”.

También te puede interesar

Chihuahua

Estados Unidos reabrirá sus fronteras terrestres a viajes no esenciales el próximo mes, poniéndole fin a un cierre de 19 meses por la pandemia...

México

El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Javier Laynez Potisek, fue detenido el pasado 9 de octubre por conducir...

Chihuahua

La vacunación contra el Covid-19 a niñas, niños y adolescentes con comorbilidades, de 12 a 17 años de edad –incluidas mujeres embarazadas de esas...

Chihuahua

Difundió Secretaría de Salud ajuste en los aforos permitidos con la entrada el próximo 18 de octubre del nuevo semáforo epidemiológico Amarillo en la...